Desarrollo de picosatelites en pandemia

Noticia

Desarrollo de picosatelites en pandemia

Bogotá D.C. , 08/10/2020

Foto: Semillero de Investigación Voyager

Bogotá D.C., 8 de Octubre de 2020​

El Semillero de Investigación Voyager, creado por los estudiantes del programa de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Antioquia ha venido trabajando en una línea de desarrollo de picosatélites tipo cansat, con el fin de participar en dos competencias importantes a nivel latinoamericano.

La primera de las competencias es la tercera versión del CubeDesign, organizado por el INPE (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil), el cual es un concurso internacional para estudiantes universitarios. El objetivo en la actual edición es desarrollar un sistema de detección y conteo de relámpagos que se integre al cansat para ser empleado en zonas con mayor incidencia de relámpagos para apoyar con datos y estadísticas los estudios sobre este tema.

La segunda competencia es organizada por el capítulo Colombia de la AESS (Aerospace & Electronic Systems Society) como un reto de innovación para equipos de diversos niveles, desde secundaria hasta posgrado, requiriendo cumplir con dos misiones denominadas Nikola Tesla y Sabio Caldas, en las que se pretende alcanzar una altitud de 1000 metros, medir variables atmosféricas y transmitir datos, garantizando que el sistema de telemetría opere de forma continua sin perder el contacto con la estación terrena, en la cual se reciben los datos y se presentan gráficamente en tiempo real. Como respuesta a esta competencia, desde Voyager se conformaron 3 equipos de 5 integrantes cada uno, los cuales presentarán los resultados de su trabajo en el evento virtual que se desarrollará durante el mes de octubre, con la presencia de diversos actores del sector aeronáutico y aeroespacial colombiano.

Al tenerse que desarrollar el trabajo para ambas competencias durante la pandemia, el semillero ideó una metodología de trabajo remoto que ha permitido avanzar continuamente con los proyectos sin necesidad de tener reuniones presenciales. En esta metodología cada estudiante tiene tareas claras y específicas asignadas para desarrollarlas desde su casa y sólo se requieren reuniones presenciales en las etapas finales de prototipado y pruebas. En todo el proceso se ha contado con el apoyo de Cipsela, quienes han aportado sus capacidades de manufactura aditiva para la fabricación de componentes y prototipos. Esto ha permitido a los distintos equipos continuar con su trabajo minimizando el contacto físico, manteniendo todos los protocolos de bioseguridad y sin tener que detener el avance, ni siquiera en época de pandemia.

De este modo el semillero se ha enfrentado al reto que representa el trabajo en desarrollo tecnológico en una época compleja, trabajando continuamente en su propósito de promover y aportar en la formación investigativa de los futuros ingenieros aeroespaciales del país.

Autores: Semillero de Investigación Voyager